martes, 25 de noviembre de 2014

LONDRES.

Mañana comienzan mis vacaciones de invierno. Me despertaré en Zaragoza y nos acostaremos en Londres. Cinco días por delante para disfrutar de esa mágica ciudad.

Estuvimos hace cuatro años en un viaje que fue toda una aventura de principio a fin. Decidimos ir porque Maku tenía un primo que vivía allí y en un primer momento nos íbamos a alojar en su casa, a una semana  de que saliese nuestro avión se nos chafó el alojamiento y tuvimos que buscar a contrarreloj un Hotel bueno, bonito y barato ya que no disponíamos de mucho presupuesto. Aquel Hotel bueno, bonito y barato resultó ser el segundo Hotel más sucio de Europa ( muy barato eso si). En aquella época mi inglés era penoso ( actualmente he ido ganando puestos hasta alcanzar el puesto de "mediocre", pero prometo mejorar) y fue todo como muy improvisado, muy rápido. Para colmo nos estalló el famoso volcán Islandés en las narices y tuvimos que sufrir una auténtica odisea para volver a casa (Podéis recordar aquel viaje aquí).

Esta vez espero no sufrir tantos contratiempos y poder disfrutar de la ciudad con más calma. Por segunda vez. Creo que las ciudades ganan mucho cuando las visitas por segunda vez, me pasó con Barcelona, con Los Ángeles y espero que me ocurra con Londres. Cuando visitas una ciudad por primera vez, tienes ciertas visitas obligadas: La Sagrada familia, el Paseo de la fama, el cambio de Guardía del Buckingham Palace, etc.... las opiniones de aquellos que ya han estado allí y su propia experiencia te obligan a visitar lugares famosos que quizá no tienen tanto encanto para tí. ¿Pero como vas a ir a Barcelona y no visitar la Sagrada familia? No te puedes ir de Londres sin ver el cambio de guardia¡¡ Es obligatorio visitar el Paseo de la fama si vas a Hollywood ¡¡¡¡ Pues bien, cuando realizas el primer viaje y visitas "lo obligado" te quitas ese lastre y si tienes una segunda ocasión de ver la ciudad de nuevo descubres la cara B, y a mi las caras B me han gustado siempre mucho más que las caras A. Ya me ocurría con los casetes ( mis canciones favoritas iban siempre en la cara B). Si, la verdad es que siempre he sido más de Plan B, donde va a parar.

Prometo contarlo a la vuelta.

Mike.



domingo, 23 de noviembre de 2014

COMIENZA UNA NUEVA ERA.


Hoy comienza una nueva era, para mi una nueva era es dar carpetazo al lugar donde has estado volcando tus emociones durante cinco años, con mayor o menor continuidad pero cinco años al fin y al cabo.

Cuando aquel diciembre de 2009 decidí abrir "Mi vida en tu ventana", mi vida se parecía muy poco a la vida que tengo ahora. Las cosas han cambiado. Abrí muy alegremente el Blog sin ser consciente de que  mi nombre real quedó ligado a él para siempre, es decir, si tu hoy tecleas mi nombre en Google, aparece directamente mi blog porque lo creé sin ningún pseudónimo pensando que mi humilde vida laboral iba a seguir como entonces hasta el fin de los tiempos. Las mareas del paso del tiempo han decidido que mi vida laboral se dé de bruces con una multinacional donde realizo labores comerciales. Quien me iba a decir a mi que iba a terminar encerrado en el traje de un hombre de negocios. Los hombres de negocios llevan tarjetas y en esas tarjetas aparece mi nombre y por lo tanto ( no me ha ocurrido todavía), si a alguien le da por teclearme en Google se dará de lleno con mi blog y con una parte de mi vida que no me apetece hacer tan pública, esta es la verdadera razón de cerrar el Blog anterior y comenzar de cero. Trato de dar esquinazo.

Me siento como una especie de fugitivo huyendo de su pasado. Si, la sensación es similar. Sé que puedo perder un montón de gente por el camino. Sé que aunque cierre el Blog anterior seguiré en los motores de búsqueda de Google por un tiempo. Sé que es duro comenzar absolutamente de cero.... pero yo no busco que mi blog se convierta en el más popular, ni tampoco deseo una legión de fans. Me conformo con seguir mi "Blog terapia".... y si por el camino consigo que a alguien se le caiga aunque sea media sonrisa, yo el hombre más féliz¡¡

Pónganse cómodos. He vuelto.